¿por qué en el Equipo A no moría nadie?

El Equipo A, una serie de culto en los 80

¿Por qué en el Equipo A no moría nunca nadie?

¿Por qué en el Equipo A no moría nadie? Y ya era raro porque en esta serie ochentera en cada capítulo, había una ensalada de disparos, explosiones, accidentes y choques ya no solo de coches sino incluso de helicópteros y aviones. Y siempre salían todos tosiendo.

Pero, ¿por qué en el Equipo A no moría nadie a pesar de todo esto? 

Sin duda fue una serie de culto durante los años 80 para los que eran niños y adolescentes en la época. ‘The A Team’ como se llamaba originalmente y conocida como ‘El equipo A’ en España y ‘Los magníficos’ en Sudamérica, narraba las aventuras de 4 ex combatientes del ejercito americano que tras ser injustamente acusados de un delito que no habían cometido, desertaban y sobrevivían como soldados de fortuna.

En la serie habían mamporros, tíos volando por los aires  y golpes cacharreros a diestro y siniestro pero pese a que también habían ensaladas de tiros con metralletas y granadas por todas partes, nunca moría nadie, ¿por qué? muy sencillo. Pese a la violencia que había en la serie (cutrecilla y suave comparada con otras pelis de la época), la serie estaba dirigida a un público infantil y adolescente y claro, no se podía mostrar  a gente con más agujeros que un colador y sangre por todas partes que es lo que de normal saldría de un tiroteo así.

Por lo tanto en las aventuras de Fenix (Face en la versión original), Murdock, Hanibal y M.A (B.A en la original), nos mostraban situaciones disparatadas con un toque de humor y bastante absurdas muchas de ellas. Tanto era el afán por dejar claro que nadie moría que en un capítulo llegaron a estrellar un helicóptero contra un barranco, que tras explotar por el golpe, cayó desde 300 metros, volvió a explotar desde el suelo y entre los restos ardiendo, se llegó a ver una puerta que se abría y salían todos los malvados del capitulo con 4 rasguños y una ligera tos. Surrealista si, pero como nos gustaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *